Jamás la había visto tan enorme

2.039 views

Descripción:

Un buen día, una jovencita acude a casa de su tío para pedirle ayuda acerca de una asignatura que tiene atragantada en la universidad y como tiene llave de la casa, entra sin tocar el timbre. Su tío es profesor precisamente de esa asignatura en un centro privado y le había ofrecido en diferentes ocasiones que cuando tuviera alguna duda al respecto, se pasara por casa para ayudarle en lo que necesitara. Sin embargo esta chica, entra silenciosamente buscando a su tío y lo descubre en una situación bastante comprometida, ya que el hombre se encuentra tranquilamente viendo un vídeo porno y cascándose un pajote de los buenos, creyéndose totalmente solo en su casa. La chica, después de observar alarmada lo que está haciendo, comienza a alucinar con la escena y también a ponerse un poco cachonda, ya que últimamente está un poco sola y lleva bastante tiempo masturbándose en la intimidad de la misma forma. Pero lejos de darse la vuelta y marcharse, haciendo como que no ha visto nada, decide entrar en escena y lo sorprende por la espalda como si lo que se ha encontrado resultase lo mas normal del mundo. Su tío, intenta zafarse de situación cerrando la pantalla y guardándose la polla, pero ella le retira las manos y se queda con la boca completamente abierta al observar las dimensiones gigantes de ese gran trozo de carne, que ni siquiera había imaginado jamás. Piensa que un tío caliente, una polla de esas dimensiones y esa situación en la que se encuentran a solas en esa casa son los ingredientes perfectos como para al menos intentar follarse a su tío, aunque sea un secreto del cual nadie debe enterarse nunca, y agarrándole del rabo con las dos manos, decide tragárselo enterito para follárselo a continuación como si no hubiera mañana.

Videos